FANDOM


Terminator 2: El juicio final
Terminator 2
Información
Director:

James Cameron

Productor/es:

James Cameron

Guionista/s:

James Cameron, William Wisher Jr.

Reparto:

Arnold Schwarzenegger, Linda Hamilton, Edward Furlong, Robert Patrick

Director de fotografía

Adam Greenberg

Editor:

Conrad Buff IV, Mark Goldblatt, Richard A. Harris, Dody Dorn

Productora:

Pacific Western, Lightstorm Entertainment, Canal+, T2 Productions

Estreno:

3 de julio de 1991

País de producción:

Estados Unidos, Francia

Idioma:

Inglés

No confundir con la trilogía de novelas T2.

Terminator 2: El juicio final, también conocida como El día del juicio en México, es una película estadounidense de acción; escrita, producida y dirigida por James Cameron en 1991. Repite el esquema de su antecesora Terminator, aunque con un mayor presupuesto, y consiguiendo situarse como la película más cara hasta la fecha, con una inversión de 100 millones de dólares.

Argumento Editar

La película comienza con una escena de la guerra, "El Juicio Final", en el año 2029 D.C., donde Sarah Connor (Linda Hamilton) narra los sucesos relatados en la película anterior. A continuación, hay un salto a la actualidad de 1995. Un Terminator T-800 (Arnold Schwarzenegger) llega desnudo a través de un portal en el tiempo y entra a una cafetería para robar la ropa y la moto a un motociclista. En otra parte de la ciudad, otro Terminator desnudo -el T-1000- (Robert Patrick) se materializa y asesina a un policía para robar su uniforme y su auto patrulla. Ambos comienzan a buscar a John Connor (Edward Furlong), ahora de 10 años y que vive en Los Ángeles con sus padres adoptivos. John es muy rebelde y constantemente desobedece a sus tutores, mientras que su madre Sarah fue arrestada después de intentar hacer explotar una fábrica de computadoras, siendo internada en el Hospital Psiquiátrico de Pescadero, donde es atendida por el Doctor Silberman (Earl Boen).

El T-800 y el T-1000 encuentran al mismo tiempo a John en un centro comercial donde ambos pelean, siendo el T-800 quien protege a John (el T-1000 es inmune a los disparos, ya que está hecho de una aleación especial de metal líquido, llamada Polialloy). Después John huye en su motocicleta del centro comercial y comienza una persecución del T-1000 contra él, pero en medio de todo llega el T-800 y con gran habilidad lo salva de ser asesinado, logrando evadir al T-1000.

Después de esto, John detiene al T-800 y le pide explicaciones. Éste revela su identidad y le explica a un atónito John que es en realidad una máquina proveniente del futuro, un Terminator modelo T-800 CSM-101, que fue capturado y reprogramado por el mismo John en el futuro para protegerlo en esa época; al mismo tiempo le explica que el policía que estaba detrás de él no es un humano, sino un nuevo modelo de Terminator, un T-1000, enviado del futuro por Skynet para asesinar a John y con esto evitar su existencia, puesto que él es el líder del grupo rebelde llamado "La Resistencia", principales enemigos de Skynet. También le cuenta que su cuerpo está hecho de metal líquido, y puede tomar forma de objetos filosos y de otras personas al tocarlas.

El T-800 se lleva a John lejos pero él quiere primero pasar a su casa a recoger algunas de sus pertenencias, a lo que el cyborg se niega, puesto que sabe que el T-1000 podría estar ahí, esperándolo. Consciente de la situación, John decide llamar a sus tutores para advertirles del asesino; sin embargo, cuando llaman, el T-800 (emulando la voz de John) descubre que el T-1000 ya está en la casa de John y ha asesinado a sus padres adoptivos. Luego, el T-800 le revela que su siguiente objetivo será asesinar a su madre para tomar su forma y atraerlo a él; John, al escuchar esto, se altera y decide que deben rescatarla de inmediato. Sin embargo, el T-800 se niega, afirmando que no es parte de la misión, y John intenta escapar de él forcejeando, pero tras descubrir que obedece sus órdenes porque fue programado por él mismo en el futuro, John le ordena que vayan al Hospital Psiquiátrico donde está internada para salvarla y ambos se dirigen hacia allá, aunque también ordenándole que no asesine a nadie a pesar de que es un Terminator.

En el hospital, el T-1000 llega primero y está en busca de Sarah, mientras que en ese mismo instante Sarah, con mucha habilidad, logró salir de su celda e intenta escapar, tomando de rehén a Silberman. Sarah deja momentáneamente encerrados a quienes la persiguen e intenta huir en el ascensor, pero cuando se abren las puertas del mismo, ve con mucho asombro y terror que aparece el T-800 esgrimiendo una escopeta; creyendo que es el mismo cyborg que intentó asesinarla en 1984, Sarah corre y grita despavorida, pero es detenida por los enfermeros y los guardias. John le pide al T-800 que la ayude, y éste la rescata; Sarah acepta incrédula la protección del cyborg al ver que viene con John. En ese momento aparece el T-1000, comienza un tiroteo y luego una persecución, pero logran escapar.

Esa noche los tres se refugian en una gasolinera y Sarah, que fue herida en la persecución por el T-1000, es curada por el T-800, quien también tiene conocimientos detallados y complejos de anatomía humana, así como habilidades robóticas para curar personas. Éste le explica que su CPU está diseñado para aprender más de los humanos y así poder aparentar ser uno de ellos, lo que le ayuda a mezclarse con la gente más fácilmente y tener mayor probabilidad de éxito en su misión como Terminator. A la mañana siguiente huyen para comprar comida y abastecer el automóvil en el que se desplazan. Sarah interroga al T-800 cómo y cuándo sucederá "El Juicio Final", y éste le explica sobre la creación de Skynet, por mano directa del Dr. Miles Bennett Dyson (Joe Morton), ingeniero en jefe de Sistemas Cyberdyne, una empresa que se apropió de los restos del Terminator que Sarah y Kyle destruyeran en 1984 y que los ha estado estudiando desde ese entonces. Dyson trabaja en un nuevo microprocesador (basándose en el CPU del primer T-800), que será la base de la creación de Skynet; esto permitirá crear vehículos de combate no tripulados que asegurará a la empresa ser el proveedor del Pentágono y acabará poniendo los sistemas de defensa del país en manos de Skynet. El T-800 les cuenta que Skynet, al ser iniciada, desarrollará autoconciencia, por lo que los humanos intentarían desactivarla y como medio de defensa, en agosto de 1997, ésta lanzará un ataque nuclear alrededor de todo el mundo, iniciando con los rusos, razonando que el contraataque acabará con quienes desean apagarla.

Sarah consigue armas con un viejo amigo que está en la frontera con México, planeando escapar luego hacia ese país, pero tiene una pesadilla del ataque nuclear. Al despertar ve que ha escrito sobre una mesa la frase "NO FATE" (NO HAY DESTINO), misma que Kyle Reese le había dicho por encargo de John en el futuro, por lo que decide ir a matar a Miles Dyson para evitar el "Juicio Final". John trata de detenerla, pero es inútil. Mientras que John y el Terminator sacan conclusiones, John se da cuenta de que Sarah quiere cambiar el futuro matando a Dyson, y va con el T-800 a impedirlo, a pesar de las negativas de éste, sabiendo que es una decisión tácticamente peligrosa porque es posible que el T-1000 se haya anticipado a este escenario. Esa noche, Sarah ataca a Dyson en su casa, dejándolo herido por un disparo, pero cuando está a punto de matarlo al frente de su familia se da cuenta de que no es capaz de hacerlo. John y el T-800 llegan para impedirlo, y John tranquiliza a Sarah. Luego, y para sorpresa de Dyson, el T-800 le revela a éste las consecuencias de su trabajo mostrándole que es un Terminator, y el científico, nauseabundo por lo que ha visto y escuchado, les explica que todo su trabajo se basaba en los descubrimientos realizados al estudiar el brazo y del CPU del T-800 que fue destruido por Sarah en 1984. Entonces decide renunciar a su trabajo, pero el T-800 le dice que no es suficiente, y que deben destruir todo registro de su trabajo inmediatamente.

Luego, van a los Laboratorios de Cyberdyne Systems para destruir todo el trabajo; John y Dyson recuperan el brazo y el CPU, mientras el T-800 y Sarah ponen bombas para destruir el laboratorio. Los policías son alertados por la seguridad de Cyberdyne, y al llegar hieren mortalmente a Dyson, por lo que éste se queda y se sacrifica al accionar la bomba. Un equipo SWAT llega, pero el T-800 hiere a todos y roba la camioneta del equipo, con la cual logran escapar. El T-1000 llega tarde a la casa de Dyson, pero se entera por radio del ataque a Cyberdyne y parte hacia el lugar. Ahí continúa persiguiéndolos en un helicóptero que roba a la policía, que al quedar destruido reemplaza por un camión que transporta nitrógeno líquido, y los persigue hasta una fundidora, en la que, producto de la colisión del camión, el nitrógeno líquido se dispersa, congelando al T-1000 mientras intenta seguir persiguiendo al grupo, despedazándose parcialmente como resultado de no detenerse. El T-800 lo despedaza del todo con un disparo, pero el calor de la fundidora derrite los pedazos del T-1000, devolviéndolo a su estado líquido. Luego de huir Sarah y John, ambos Terminators pelean, pero el T-1000 deja gravemente dañado al T-800 y logra desactivarlo al dañar su fuente principal de energía, clavándole una barra de metal en el abdomen. Posteriormente se presenta frente a John con la apriencia de Sarah, pero no logra engañarlo; la verdadera Sarah confronta al T-1000, mientras el T-800 reinicia su sistema gracias a su batería de emergencia y aparece de nuevo justo a tiempo para salvar a John, logrando destruir al T-1000 disparándole una bala explosiva que abre su abdomen, dejándolo en jirones de metal, cayendo al metal fundido como resultado del gran daño recibido, donde, al estar expuesto a un material que le obliga a mantener una forma fluida y a la vez le deshace, cambia de forma intentando salvarse hasta que no queda nada de él. John arroja el brazo y el CPU al mismo lugar.

Sin embargo, el T-800 les dice que él también debe de ser destruido, para que no quede otro CPU y así impedir que Skynet pueda ser creado (esto en virtud de que está severamente dañado y, por consiguiente, más vulnerable); John le suplica que se quede, pero él le dice a John que no puede seguir con ellos. Al ver llorar a John, logra entender su tristeza, pero le dice que es algo que él nunca podrá hacer. Sarah estrecha su mano, en agradecimiento por haber cumplido con éxito su misión y por haber salvado la vida de John. Sarah lo baja al metal fundido y al ser destruido, el "Juicio Final" es evitado. La película termina con Sarah narrando que, si un Terminator logró comprender cuán valiosa es la vida humana, quizás algún día también nosotros podamos.

Reparto Editar

Escenas eliminadas Editar

Esta película cuenta con numerosas escenas eliminadas, la mayoría de las cuales fueron incluidas en la Versión Extendida de 1993:

  • Al inicio del film, el monólogo introductorio de Sarah Connor narrando los hechos sucedidos en la primera película y describiendo el futuro dominado por Skynet es más extenso, mostrando también a la resistencia y las primeras imágenes vistas de John Connor como adulto.
  • Durante su estadía en el Hospital Psiquiátrico, poco antes de enterarse de la llegada del T-800, Sarah es golpeada y electrocutada por 2 enfermeros para obligarla a tomar un sedante. Más adelante en otra escena, al dormirse, ve en un sueño a Kyle Reese, (padre de John), quien le encomienda que haga lo necesario para estar con su hijo y lo proteja, ya que se avecinan eventos catastróficos en los que la necesitará a su lado. Kyle sale de la habitación y Sarah lo sigue, pero al abrir las puertas se encuentra en las afueras de un parque infantil a punto de ser destruido por un ataque nuclear, tal como en una escena posterior.
  • Luego de que el T-1000 resurge de los restos del camión incendiado, los bomberos intentan apagar el fuego; hay presencia policial también en el sitio, por lo cual el T-1000 pasa desapercibido y roba un auto patrulla.
  • Cuando el T-1000 se encuentra en la casa de John por la noche, luego de asesinar a sus padres adoptivos, se dirige hasta donde está el perro y lo mata, quitándole el collar, y al ver que el perro se llamaba "Max", se da cuenta de que fue engañado por el T-800 durante la llamada telefónica. Poco después entra a la habitación de John y se encuentra con fotos ocultas detrás de un poster, descubriendo que Sarah está en el Hospital Psiquiátrico, y decide ir a buscarla, pues sabe que John irá por ella.
  • Tras escapar del sanatorio, mientras se ocultan en el taller mecánico, el T-800 menciona que, aunque posee la capacidad de aprendizaje, Skynet bloquea esta función en los CPU's de los Terminators, para así evitar que sean demasiado "humanos", puedan decidir por sí mismos y rebelarse; por orden de John, el cyborg les da las instrucciones necesarias para abrir su cráneo, desactivarlo, retirar el CPU y habilitar su modo de aprendizaje. Aunque logran retirar el dispositivo, Sarah intenta destruirlo por su miedo, odio y desconfianza hacia el Terminator; sin embargo, John la confronta y no se lo permite, por lo que es reactivado, siendo esto lo que motiva a John a enseñarle al T-800 durante el resto de la película actitudes que lo acerquen más a una naturaleza humana. En la versión cinematográfica, no obstante, al ser suprimida esta secuencia, el T-800 le dice a Sarah y a John que su CPU es un procesador nervioso, una computadora de aprendizaje, y que mientras más contacto tenga con los humanos más aprenderá, lo cual da a entender que ya está pre-programado para ello y no requiere que su CPU sea habilitado para aprender. Como dato curioso, mientras el T-800 está explicando esto, fragmentos de la secuencia completa son mezclados, por lo cual no se le observa mientras habla.
  • La mañana siguiente, luego de desbloquear el procesador del T-800, John le explica que, si quiere parecer humano, debe ser más simpático, y le pide que practique sonreír, poniéndose él mismo como ejemplo, aunque le fue mal en el intento. El cyborg trata de hacerlo al estudiar la sonrisa de un joven que está un poco lejos de ellos, logrando una mueca -parte desagradable, parte cómica-, por lo que el muchacho le aconseja que practique mucho más antes de mostrarla a otros.
  • Luego de que Sarah le pide al T-800 que le cuente todo acerca de Miles Dyson, la siguiente escena transcurre en la lujosa mansión de este último, quien está trabajando incesantemente en el CPU del primer T-800. Debido a esto, su esposa lo increpa, ya que él había prometido llevar a su familia de paseo (era día Domingo); éste se justifica diciendo que está a sólo un paso de descubrir completamente la tecnología del CPU, pero su esposa le hace ver que su familia es más importante. Miles termina disculpándose y accediendo a cumplir su promesa. En esta escena se descubre que, además del pequeño Danny, los Dyson también tienen una hija pequeña, la cual no aparece en el resto del film.
  • Cuando Enrique le ofrece su mejor camioneta a Sarah, ésta le sugiere que se vaya esa misma noche de ahí, ya que su vida y la de su familia también podrían correr peligro. Después, mientras están revisando las armas, John le hace una serie de preguntas al T-800, a lo que éste le hace ver con sus respuestas que no siente miedo, que no teme "morir" y que su único propósito es mantenerse activo hasta cumplir con su misión.
  • Al ir tras Sarah para evitar que asesine a Dyson, luego de que John le reclama al T-800 por no aprender aún el por qué no se debe asesinar a la gente, el cyborg hace una mueca de desagrado; John le dice que debe aprender que no todas las personas son así, pues tienen sentimientos y preocupaciones. Esta discusión surge debido a que el T-800 no ve ninguna ventaja en salvar a Dyson. Después de esto, se ve a Sarah llegar a la mansión de los Dyson, tomando posición y colocándole un silenciador a su arma.
  • Mientras están en Cyberdine Systems destruyendo todo el material, Dyson le pide al T-800 el hacha que está utilizando; luego se queda observando el prototipo a gran escala del CPU del primer Terminator, se llena de ira y lo destruye.
  • Después de ser congelado con nitrógeno líquido, destruido y reconstruido gracias a las altas temperaturas de la fundición, el T-1000 muestra -mientras persigue a sus objetivos dentro de la fábrica- una serie de anomalías, tales como: falta esporádica de cohesión, incapacidad de mantener su forma, transformaciones aleatorias e involuntarias... lo que mostraría que el proceso de congelamiento logró dañarlo en algún nivel; precisamente por estos fallos John lo reconoce cuando se hace pasar por su madre. No obstante, al ser eliminados del metraje original los segundos en los cuales John observa la transformación imperfecta del T-1000 y descubre que no es Sarah, la escena editada da a entender que John supo reconocer a su verdadera madre instintivamente.
  • El final alternativo muestra a Sarah en el año 2029 como una mujer de 64 años sentada en un parque mirando a John jugar con sus hijos, mientras ella registra en una grabadora sus pensamientos (tal como lo hizo en el primer film), señalando cómo es que nunca sucedió el Juicio Final y ahora su hijo es un senador que lucha para evitar que la gente fabrique cosas como Skynet nuevamente, razonando que, si el T-800 pudo aprender el valor de la vida, quizás los humanos también puedan.

Estas escenas adicionales no fueron dobladas en su momento por haber sido eliminadas del metraje original; en consecuencia, los diálogos de dichas escenas aparecen en el idioma original, por lo cual hay que activar la opción de "subtítulos forzados" en el Blu-Ray.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.